lunes, 17 de julio de 2017

Resultado de imagen para ladron

Nicolás Ladrón…

Hace instantes, igual como me ocurriese hace casi un año exacto (01/07/2016) y lo escribí (http://www.chinohung.com.ve/2016/07/lo-mas-desmoralizante-de-ser-victima.html), nuevamente fui víctima del crimen en nuestra amada y dolida Venezuela, no existe nadie, no hay excepción alguna, todos los venezolanos, en un 100% hemos sido víctimas del crimen.

No entraré a detallar lo qué robaron, ni dónde, ni cuándo, ni cuánto cuesta su reposición, ni quiénes fueron, materialmente, sólo les digo que estoy bien, físicamente, así que no hay por qué preocuparse por mi integridad, es más, me encuentro más decidido que nunca y con más ganas de seguir la lucha contra esta impostura que pretenden imponernos como país.

Mi afección no es física sino moral, espiritual, y no solo que es la misma que pude expresar hace un año.

Sepan ustedes lectores que no aceptaré de ninguno manifestaciones de “tranquilo eso se recupera”, “menos mal que no te pasó nada”, “menos mal que es algo material”, o expresiones por el estilo que lastimosamente se han convertido en una suerte de auto engaño, pero que causa un daño peor que el hecho criminoso y es su callada aceptación, la resignación, y peor aún el no señalar a los verdaderos responsables de este estado de cosas a la que los tiranos nos han obligado a padecer, ya que no puede llamársele vivir.

Saben que es una palabra polisémica, es aquella que puede tener varios significados según su contexto, a lo que puedo agregar que a pesar de tener diferentes acepciones que denoten ideas similares, técnicamente se diferencian entre sí. Por ejemplo la palabra banco, puede referirse a una silla o taburete, también puede referirse a una institución financiera o “bancaria”, pero igualmente como banco de datos, banco de sangre y otra similares.

En ese mismo sentido, observamos como al referirse al ladrón, o ladrona, puede ser tanto atendiendo al tipo penal que se apropia indebidamente  de lo que no es de su propiedad, pero también hay quien es ladrón, o ladrona, por robar un suspiro, un beso o un corazón, que son los únicos robos de los que nos gustaría ser víctimas.

Pero además de esos ladrones antes referidos, los buenos, y buenas, y los malos, los que roban sólo lo material; encontramos a aquellos que son los peores, para los que no existe ni puede haber redención alguna, los más bajos y detestables, aquellos que toda sociedad debe procurar su erradicación, los que no roban lo material, que en definitiva siempre podrá recuperarse, y son aquellos que nos roban las esperanzas, las ilusiones, nos quitan algo más valioso que el oro mismo, nos roban el tiempo, la vida, la tranquilidad, la voluntad, el futuro….

A los venezolanos nos han robado el país, la democracia, la libertad, la propiedad, tanto en su dimensión material, lo que ya es una atrocidad, sino también en su dimensión moral, la propiedad como valor.


Yo a mi ladrón particular le puse rostro y le puse nombre, a veces se llama pedro, a veces se llama juan, muchas otras hugo, hoy se llama nicolás, sea que me haya robado a mi hoy algo particular o a todos los venezolanos nuestra general soberanía, a todos los venezolanos nos han robado y ultrajado muchos pedros, juanes, hugos y nicolases, a pesar de que todos ellos se parecen y hasta pueden instaurar una cleptocracia.

Cada vez que alguno de nosotros es víctima de algún crimen, sea que te roben un celular o un par de zapatos, que asesinen a una persona, o sea que no se tenga que comer, que no se consiga medicina, que observes lo cutre de los pueblos y ciudades, que no exista ni un solo servicio público que funcione, ni uno solo funciona satisfactoriamente, que no haya seguridad ciudadana ni de estado sino que los organismos encargados de su prestación son utilizados como instrumento de opresión, ya sabemos a quien responsabilizar,  podemos ponerle cara y nombre.


Hoy el ladrón tiene rostro y nombre de nicolás, no sé si coincida con el de otras víctimas, en especial de aquellos a quienes más allá de quitarnos un simple bien material nos robaron nuestra soberanía y secuestraron nuestro país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario