domingo, 31 de marzo de 2019

La infidelidad y sus efectos jurídicos, sociales, políticos y morales.

Probablemente debido al cambio forzoso e involuntario impuesto por las condiciones de miseria generadas por la tiranía y el socialismo de hábitos de las horas de llegar a casa y hasta de dormir, como muchas otras madrugadas me despierto con alguna idea recurrentemente en la cabeza de la que me llama la atención reflexionar y escribir, está vez sobre la idea de la fidelidad, su alcance y efectos.

Antes de proceder a su desarrollo,  procedí a elaborar una pequeña lista de los diversos puntos sobre los cuales creía debía desarrollar algunas nociones antes de pasar a mayores profundidades, lista que a medida que anotaba un aspecto me venía a la mente otro automáticamente, así que la lista fue creciendo.

El hecho es que la lista se extendió de modo tal que lo que pensé que podía ser un breve artículo de ligera redacción iba a terminar siendo case que un trabajo de investigación, es por lo que cuando ya tenía algunas de las líneas que le pensaba que iba a desarrollar, además de forzado por un nuevo apagón que ponía en riesgo el las reflexiones en ciernes ante la muy baja carga de batería del teléfono en el que escribía, se me ocurrió que en vez de yo expusiera mis pensamientos sobre el tema en sus diferentes subtítulos, simplemente transmitiera parte de la lista y cada lector para su propia reflexión individual, analizase conforme sus propias creencias y sentimientos este no fácil tema, lo que además se hace mucho más interesante al poder aportar casa uno de nosotros nuevos elementos en la lista.

Entonces sin mayores formalidades, aquí los temas que pretendía abordar y que como se podrá observar, al final, como muchas cosas en la vida, nos son más que ideas, que nuevamente, sobre las mismas, cada quien es libre de tomarlas como quiera, aquí están:

La infidelidad y la fidelidad.

La idea de fidelidad y exclusividad.

La idea de fidelidad y lealtad.

La idea de fidelidad y costumbre.

La idea de fidelidad y compromiso.

La idea de fidelidad y naturaleza.

La idea de fidelidad y religión.

La idea de fidelidad y la moral.

la idea de fidelidad y la idea del amor.

La idea de fidelidad y el sexo.

la idea de fidelidad y amistad.

La idea de fidelidad y noviazgo.

La idea de fidelidad y matrimonio.

La idea de fidelidad y las de monogamia, poligamia, agamia y poliamor.

La idea de fidelidad y la vejez.

La idea de fidelidad y soltería.

La idea de fidelidad y la idea de familia.

La idea de fidelidad y la paternidad.

La idea de fidelidad frente al deseo de cumplir proyectos personales individuales.

La idea de fidelidad y la libertad de elección.

La idea de fidelidad y el derecho.

La idea de fidelidad y la libertad de asociación.

La idea de fidelidad y la idea de Estado.

La idea de fidelidad y la política.

La idea de fidelidad y la democracia.

Hasta aquí la lista muy resumida de algunos de los aspectos que creo que deben ser abordados antes de proferir alguna mayor opinión, y menos aún juicios y valoraciones que por lo general son básicas y banales, además de reduccionistas sobre el tema de la fidelidad, o en todo caso de la fidelidad, pero en fin, la profundidad o banalidad, importancia, transcendencia, y demás aspectos son de la apreciación personal de cada uno y es en tal sentido que nuevamente la invitación a ser críticos y no dejarse imponer ideas ajenas, menos si es basada por autoridad y sin el pensamiento y reflexiones previas.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario