lunes, 26 de octubre de 2015

De la demanda contra DolarToday por el Banco Central de Venezuela



Desde hace par de días anda corriendo por las redes sociales la noticia de una demanda que en los Estados Unidos de Norteamérica interpusiese el Banco Central de Venezuela contra el portal en Internet de DolarToday.

Refieren las distintas noticias que dicha acción judicial se fundamentó en que dicho portal se enriquece a expensas del Banco Central y de los propios ciudadanos venezolanos, ello al manipular el portal de Internet el valor de la moneda de la  república lo que a la postre resulta en presiones inflacionarias que deterioran el poder adquisitivo de la moneda nacional.

Es de destacar que por más que se intentó procurar ejemplar de la demanda o cualquier información que proviniese de actuaciones judiciales formales que se encuentren en paginas oficiales, ello no se logró; toda la información respecto al tema al tema proviene de otros portales informativos y no es que falseen o no lo hechos, pero es simple, no son oficiales y no puede dársele fe a la información en ellos contenidas como si fuesen oficiales.

Lo verdadero es que no tengo a mano ningún instrumento que sea apropiado para poder someter a examen eminentemente jurídico la situación, no obstante, formularé unas reflexiones para que cada uno de los lectores trabaje en su personal conclusión.

Se señala que supuestamente la demandada, DolarToday falsea el valor del dólar, ante lo que debemos preguntarnos, ¿Cuál el es valor del dólar?, es que puede algún ente, órgano o portal de internet fijar el valor de una moneda?, y si no es en todo caso el valor referencial que aparece en dicho portal DolarToday, ¿entonces cuál es?.

Si en juicio pretende probarse que la referencia que aparece en el portal es falso, deberá entonces en el proceso demostrarse cuál es el verdadero valor, y no es precisamente del dólar como moneda extrajera, sino del Bolívar como moneda patria, que es la que día a día va perdiendo valor, tanto frente al dólar como frente a todo lo que podía intercambiarse con ella, todos los años, todos los meses, todos los días es nuestro signo patrio que pierde valor de intercambio y valor de representar la retribución del esfuerzo y el trabajo.

Hagamos el siguiente ejercicio, ¿sabe usted cuantos bolívares de antes equivalían a un millón de dólares (USD 1.000.000,00) el 16 de febrero de 1983?, la suma de cuatro millones trescientos mil bolívares (Bs. 4.300.000,00), que hoy, luego de la reconversión monetaria son cuatro mil trescientos bolívares (Bs. 4.300,00), con los que hoy se puede perfectamente hacer una porción del mercado necesario para un hogar solo para un par de días.

Reflexionemos y respondamos sin que sea necesario verificar el contenido de las páginas de la demandante (BCV) o demandada (DolarToday), ¿Cuánto valor ha perdido nuestro signo monetario según nuestra propia percepción y valor de intercambio de nuestro trabajo frente a los bienes y servicios que deseamos?, cada uno arribará a su propia respuesta.

Hay asuntos que son incontrovertibles, y es que el valor de determinado signo monetario simplemente no puede decretarse ni fijarse arbitrariamente, por el contrario, al tratar de hacerlo, ello genera como consecuencia irrefutable el decaimiento de su valor, en este caso el del Bolívar, y no el aumento del dólar, ya que el mismo, vale lo que vale, y es un dólar, lo que puedas intercambiar por él, que se parece más lo que señala DolarToday a su errado portal que cualquier otro valor impuesto.

¿Por qué pierde una moneda su valor?, y reiteramos, no frente al dólar, sino frente a sí misma, pues por adoptar políticas de control de cambio, políticas públicas que desatienden el verdadero valor de trabajos y esfuerzos, la falta de inversión, la falta de incentivo, las prácticas confiscatorias, la falta de seguridad jurídica y de confianza constitucionales, y muchas otras que darían pie a un extenso trabajo que no es la intención de estas líneas.

Me agradaría enormemente poder tener acceso a la demanda que se dice se interpuso para poder de esa manera hacer un examen desde una óptica eminentemente jurídica, seguiré procurando obtenerla; mientras tanto, todo lo que digamos sobre el valor del bolívar frente a otros signos monetarios, y frente a si mismo, será el que resulte de la verdadera posibilidad de intercambio, y pese a que no nos guste, el de DolarToday pareciera ser el que más se acerca.   

Para tener otras herramientas que ayuden a analizar mejor la situación y que cada uno pueda arribar a una más específica conclusión, bien puede darse una lectura general a dos entradas que publicase en este mismo blog como lo son: “¿Cuánto cuesta en realidad un Dólar?” (30/12/2014), y “Con 100 trillones de dólares para canjear, ¿Qué hacer en Caracas o en Harare?” (28/06/2015).

Aquí los links:



No hay comentarios.:

Publicar un comentario